Quienes tenemos una actividad política, especialmente en el ámbito municipal, somos conscientes de la creciente desafección política entre la ciudadanía, pero también de que la distancia física entre los políticos y los y las vecinas se acorta. Sin duda vivimos un tiempo histórico de cambio político. Hay un espacio creciente de interés de la ciudadanía por la participación política, que desborda las fronteras de los partidos, de los tradicionales y de los nuevos. Y a eso hay que responder con generosidad, hablando de los problemas de la gente y de las soluciones.

Como ciudadano que, circunstancialmente, ocupa un cargo institucional he participado en la política antes de ser concejal, y seguiré participando después de dejar los cargos, porque entiendo la política como una obligación ciudadana: como pagar impuestos o respetar las normas de circulación, debo participar y colaborar en la gestión de aquello que nos es común. Es algo tan antiguo como el ser humano como animal social, como animal racional que comparte intereses con sus semejantes y que, necesariamente debe buscar la forma de gestionar dichos intereses comunes y el conflicto que se genera en torno a las diferentes formas posibles de llevar a cabo dicha gestión. Es la res pública, y en torno a ella hay debate, conflicto, conversación…

Como decía al principio, soy consciente de que a veces esos a quienes se nos califica como “los políticos” se nos acusa de “ser todos iguales”, de que nuestros discursos están vacíos y que las decisiones se toman en despachos a puerta cerrada. Por eso, en Izquierda Unida de Rivas llevamos tiempo buscando maneras de comunicarnos con la ciudadanía en un ambiente más cotidiano y sobre todo más interactivo que los mítines tradicionales en los que el único que habla, grita más bien, es el que está en la tribuna y el resto, generalmente ya convencidos se limitan a aplaudir. La gente a la que queremos dirigirnos no viene a los mítines, y hacen bien.

Y se nos ha ocurrido una forma extremadamente interactiva de hacer llegar nuestras propuestas y escuchar lo que nos tengan que decir aquellas personas a quienes vamos a pedir en unas semanas que nos apoyen electoralmente: salir a la calle y encontrarnos con ellos y ellas, preguntarles qué les parecen, esperar sus respuestas, y discutirlas con ellos, y tal vez, hasta cambiar alguna… en fin, como Twitter, pero cara a cara.

Por eso, hemos decidido compartir con aquellas personas a las que les interese los lugares y momentos en que vamos a salir a tomar unas cañas, o unos refrescos, y hablar, escuchar y, por qué no debatir, con quienes quieran acercarse a charlar con nosotros. No son mítines ni tertulias, son simplemente una oportunidad de encontrarnos y charlar. Por el debate que esta iniciativa ha generado en diversos foros, quizá no esté de más aclarar que las consumiciones las abonará cada uno 😉

En la web “De Cañas con Pedro” iremos actualizando los lugares en los que estaremos. Empezamos este jueves.

¿Te apuntas?

canashorizontal

Tagged with →