La prioridad de este Gobierno son las personas, por eso queremos mitigar los efectos de la crisis en las familias que peor lo están pasando. Somos conscientes de las limitaciones que tiene un Ayuntamiento para resolver los grandes problemas que tienen demasiadas familias para llegar a fin de mes, pero eso no puede ser una coartada para mirar a otro lado.

De hecho, el presupuesto de este año recoge una partida de 8,4 millones para financiar diferentes programas y medidas de apoyo, como las becas comedor, ayudas a escolarización o alimentación, por citar algunos ejemplos.

Dentro de estas medidas, esta semana aprobamos las ayudas económicas para familias afectadas por la crisis para que puedan hacer frente al pago en los gastos de su vivienda habitual. Se trata de ayudas al IBI. Las solicitudes serán tramitadas a través de la concejalía de Servicios Sociales, que evaluarán cada caso y la cuantía recibida se corresponderá al 1% del valor catastral de la vivienda para la que solicita la ayuda.

Tagged with →